Entradas

El Narcisismo

Procedía de una estirpe de pintores y era siempre tradición regalar a las mujeres del clan familiar un retrato propio, aprovechando que la agraciada   genética heredada entre generaciones por las féminas de la familia, no iba ni mucho menos a perjudicar el bello resultado del cuadro; al contrario, sus perfectos rasgos físicos iban a contribuir de lleno a embellecer la culminación de la obra pero también iban a convertirse con el paso de los años, tristemente, en su único leit motiv. Desde entonces los años han pasado y ella adora su físico, hasta el punto de que, no puede dejar de vivir sin la imagen devuelta por los espejos que constantemente la rodean. Durante las inmumerables veces que se mira en ellos al cabo del día, observa placenteramente con orgullo y un excesivo amor propio, rozando el delirio, sus grandes ojos color esmeralda, sus resultones pómulos que triangulan una cara perfecta, unos labios carnosos que forman una comisura plácida y riente dejando entrever unos die

La Excelencia

Es sabido que el Coaching  ha puesto de moda mediante los entrepeneurs o coachers, la actitud, virtud, bondad o talento  para sacar lo más sobresaliente de nosotros mismos; lo que se hace llamar Excelencia en el trabajo. Pero no hay nada nuevo bajo el sol. En la Antigua Grecia ya se hablaba de ella como  “areté”. Y sin embargo ¿por qué precisamente ahora vuelve a rescatarse esta calidad o bondad  superior que exalta las normas consuetudinarias u  ordinarias en la que el camino emprendido se ha de convertir en disfrute o deleite y en donde el error equivale más que a fracaso a oportunidad de mejora o de cambio? Como bien constataba Albert Einstein, “ No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.” Es suficientemente obvio que no estoy haciendo otra cosa que redundar en

La importancia de los abrazos

Una música íntima no cesa porque transita en un abrazo de oro y la Caridad con el Amor se besa. De EL SON DEL CORAZÓN de RAMÓN LOPEZ VELARDE Reclamaré de tus brazos una raigambre entre los tuyos y los míos para que racimos de alas extingan antiguos tiempos de discordia.   Saldremos a la urbe con la noble intención de abrazarnos y comprobaremos con qué calidez y ternura se nutren los cuerpos, cuerpos como pájaros que se incitan al gorjeo. Viviremos al abrazo natural de las cosas; pediremos, a viva voz,  abrazar nuestra aventura sin menoscabo. Puede que sea agrio y hostil un mundo sin ellos; o  que no hayamos aprendido a pedir o a dar lo que en verdad necesitamos.  Siempre hubo necesidad profunda de cariño bajo las nubes y rascacielos  que arrullen pasos solitarios. Y al final somos como niños abrazados quedándonos muy dentro el pulso tranquilo, el tacto, los cuerpos que se entrelazan y que se fugan, el aroma retenido y el viento, la promesa de una adoración mutua sin o

Beatriz Galindo "La Latina"

Imagen
Una mujer, Beatriz Galindo, ejercería el poder bajo la sombra de una persona célebre, simbólica y magnánima como la Reina Isabel " La Católica" con una obra que tuvo que ser personal, meticulosa, cercana y  muy paciente pero también  esforzada y callada; y es precisamente ésto último lo que le otorga más valor al ejercicio de este poder y al hecho de ser elegida por la misma Reina, como preceptora de sus hijos.  Eso sí, el tiempo y la Historia han de colocar a las mujeres humanistas, valientes y sabias, porque es de justicia histórica, en el lugar que  han merecido  su sabiduría, su curiosidad y su sacrificio. USUE MENDAZA http://www.rtve.es/alacarta/videos/mujeres-en-la-historia/mujeres-historia-beatriz-galindo/832713/

Habla

Habla. Deja caer esa palabra como gota milagrosa. Nunca una espiga fue todo el trigo pero miles de espigas hacen el trigo. La verdad  se esconde o se parte pero entonces no hay verdad. Habla. La palabra es verdad, piedra de sol, Libertad en frenesí bajo linaje que fructifica como exponente de un ideal, como retamas de un árbol verdadero. Habla. Deja caer esa palabra que redime y  salva. No me cortejes sólo con monosílabos habla con las palabras exquisitas que fueron  fieles a su estirpe. Despliega tu vistoso plumaje gallardo y con la gallardía de tu voz altiva, acompasa atemperada, serena los vientos de mi vida. Habla. Deja caer esa palabra, sagrado baluarte clave redentora. Habla. Modela mi  genio. Entorna mis labios para que entre el exotismo de tu gracia esquiva. Habla. Exhorta al sutil galanteo de tu descuidada  hombría. No quiero más equipajes de estraperlo a mis sangrantes espaldas. Sólo quiero que me hables. Habla. Deja caer con cadencia esa palab

Los zapatos rojos

No hay que cargar nuestros pensamientos con el peso de nuestros zapatos.        ANDRE BRETON Un zapato es como una alegoría. Ni grandes ni pequeños. Siempre buscamos en él su justa medida, aquella que se ajusta idóneamente a nuestro pie. USUE MENDAZA Se consideraba a sí misma una mujer típica de su edad. Madura, cuarentona, con las cosas y las metas claras, una soltera de oro de las que se dicen llamar muchas. Y atípica, según sus amigas, porque iba a terapia sin necesitarla  y porque sentía no ya animadversión que también, sino una destructiva alergia por todo lo que representaba un color: el rojo. ... A menudo tenía pesadillas con aquellos zapatos  rojos de su niñez, zapatos que elegía su padre en un barrio desconocido de una ciudad sin nombre, a la que hacía tiempo apodara como su “infancia” . Soñaba con esos odiosos zapatos rojos que le probaba su padre cada semana que se acercaban a aquella, también odiosa, zapatería. En sus pesadillas sufría la larga y te

El poder

Si queréis conocer a un hombre, revestidle de un gran poder .                                                       PITACO DE MITILENE (650AC-?) Gobernante griego El acto de escribir y su punto de empoderamiento. El poder sobre las palabras, sobre el lenguaje, sobre el argumento. El acto de leer y su halo de empoderamiento. El poder sobre la página, sobre el atril, sobre el micrófono. El acto de hablar y su aura de empoderamiento. El poder sobre quienes nos escuchan, sobre su atención, sobre nuestra audiencia. Manejar el ratón de nuestro Pc como si controlasemos todo lo que está en el ciberespacio, maniobrar el volante de nuestro coche como si fuéramos amos y señores de nuestra propia vida, pagar con nuestro dinero creyendo que somos merecedores del más exquisito servicio,  todos éstos son hechos consuetudinarios o cotidianos que de alguna forma u otra, nos empoderan. Y el poder nunca deja de ser lícito ... siempre que se ejerza bien. USUE MENDAZA