Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

APUESTA DE UN REGRESO

“Se despidieron y en el adiós, ya estaba la bienvenida.”     
Mario Benedetti

Niego la mayor a la cruel ausencia que vende cartas al mejor postor y reniego de tu muerte impostora cónyuge de un adiós. Todo muda, ¿Quién prevalece? Nadie. Silencio. Calla. Alguien vuelve.

INQUIETUD

La simple inquietud está en el origen de todo "El mito de Sísifo" de Albert Camus.

“Oh, alma mía, no aspires a la vida inmortal, pero agota el campo de lo posible.” Píndaro. III Pítica. Un día me levanto Cojo el tranvía. Cuatro  horas de trabajo. Comida; Otras cuatro horas de oficina La noche y sueño. Y un día…y otro día, tras otro día. Sucede que  me entra  la nostalgia. Me pregunto ¿por qué? ¿ para qué? Y en este despertar, en esta inquietud, continuo  con mi hoja de ruta sin saber que ha despertado mi conciencia  que enemiga de lo absurdo salvaguarda el poder de los matices cotidianos. Como Samsa en la Metamorfosis voy en busca de mi Gracia, de ese detalle o matiz que desvele el descontento causado por mi ausencia, aunque el espinazo se me arquee y me salgan patas y el vientre se me tiña de puntos blancos. Quiero dar un veredicto absolutorio a este mundo trastornado y absurdo. Que hasta los topos albergan 
un ápice de esperanza.

Usue Mendaza

AUDIOPOEMA

Imagen

CUANDO LA RUTINA SE INSTALA

Quisiera embelesarte con mis palabras Y sin palabras hablarte, lo mismo que habla mi gente.* Que tú me entendieras a mí, como se entienden el mar y las rocas o el culmen del invierno con la cigüeña...sabia. Nos miramos, amigo y no sé de qué asunto hablarte. Somos soles invisibles que anuncian una larga sequía de conversaciones. Siento arder la rutina en el día que me envuelve.
Si yo ahora te dijera que es nuestra vida   el sol cuyos átomos chocan, o que es tu vida esa roca en que rompe tu ola. Si yo ahora te dijera que eres tú el agua  de un geiser que ebulle y que de la tierra brota. Pondría fuego en tu boca, o mi mano candente sobre la tuya, ay ...siempre tan inerte. Pondría perfumes y éter  en sentidos que de tan pétreos ni me huelen,  ni me tocan.
Quisiera sentirte hecho de pulsión y de cariño  de locuras adolescentes y de hierba verde...muy verde. ¿Cómo saber si me entiendes? ¿Cómo hacer volver la pasión con que maduran en la tierra sus frutos inmaduros? Criatura también de dulzura quisiera que fueras, c…

A PACO DE LUCÍA

Sobre el plácido remanso y el rebelde alborozo, entre el abismo y tierra firme, en una ciega o ávida mirada, bajo la desesperanza y el aliento fecundo, con serena madurez y un joven desasosiego, ante el poder de Dios y de la Ciencia, desde la armonía y el desequilibrio, hacia los matices y los extremos, según la opinión propia y la ajena, para españoles y extranjeros, contra viento y marea, hasta la superficie o hasta las mismísimas entrañas cabe agrandar, para  ennoblecer sin pudor, porque es de justicia, de norte a sur el quejido de su guitarra
por siempre.