LA CANCIÓN QUE HIZO LLORAR A PAUL VERLAINE

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=vJIz86Mtyek


Asciendo hacia la silueta blanca
que irisa el sosiego del  ramaje.
Soñemos…es la hora.
Me poso en la media luna.
Me digo calma.
Calma…
Es la hora de soñar.
De recojer las últimas lágrimas
del sauce negro,
que son las mías propias
y lanzarlas al aire
para alcanzar el plácido estanque
donde duermen
los colores y los nenúfares de Monet.
Es la hora de soñar.
De promover el canto de las risas,
y con ellas hechizar la noche
si no estuviera ya hechizada.
De incitar a los angeles a guardar
nuestros sueños.

Es la hora exquisita.

Entradas populares de este blog

PAJARO ESPINO

La importancia de los abrazos