PAJARO ESPINO

Cual suele el ave con su belcanto
envolver su dolor entre las hojas escondido
de la cruel rama que sigilosamente
se clavó en su pecho de pájaro espino.
Así se ausentó, entretanto, del amado ramo
y ocultándose bajo la frondosa sombra
del árbol, envolvió en su canto la agónica hora .
Quiere ser ruiseñor. Quiere ser paloma blanca.
Quiere ser alondra. Gorrión. Avutarda.

Usue Mendaza

Entradas populares de este blog

El poder